Un problema complejo

Según el cuarto Reporte del Estado del Medio Ambiente —publicado en 2018 por el Sistema Nacional de Información Ambiental (SINIA), perteneciente al Ministerio del Medio Ambiente—, Chile genera cerca de 21,2 millones de toneladas de residuos al año. Acorde a datos de esa misma cartera, solo un 6,6% de los residuos sólidos municipales, provenientes de la basura domiciliaria, se recicla. La cultura del reciclaje y la reutilización de desechos recién ha comenzado a masificarse en los últimos años en el país, a diferencia de otras naciones donde es algo instalado culturalmente. Un estudio de la OCDE arrojó que en Alemania cerca del 65% de los residuos se recicla, cifra que han logrado tras 27 años del Programa de Reciclaje Nacional que se instauró en 1991 y que funciona como un sistema entre municipios y la empresa privada. 'El problema de la basura es uno muy complejo, siendo de aquellos que no se solucionan con un héroe o una tecnología. Es un problema que se resuelve con el aporte de todos trabajando en conjunto', dice Javier Peró, gerente de Proyectos de Kyklos, Empresa B que se dedica a programas de educación ambiental.

Es por esta razón que además de las municipalidades e iniciativas gubernamentales, existen emprendedores que han desarrollado sistemas para aprovechar y reutilizar recursos desechados. 'La sociedad es la primera en visualizar las problemáticas de su entorno, y la más rápida y eficiente en tomar acciones concretas', afirma Valery Rodríguez, de Imeko.
'En Chile hace algunos años estos temas no tenían el protagonismo que poseen actualmente, pero por suerte ahora la sociedad ha cambiado su mentalidad y cada día tiene más conciencia del cuidado del medioambiente', agrega Daniela Puig, de Green Libros.
Por otra parte, desde Convictus, empresa que diseña objetos con chatarra, su fundador Matías Gajardo afirma que 'se ha entendido que la sustentabilidad no es una opción. Hoy día la evidencia climática es tan fuerte que no hay otra forma de producir'.

Sin embargo, algunos emprendedores y expertos señalan que aún hay asuntos a tener en cuenta. 'Hay un cambio de conciencia, pero de nada sirve si las personas no comienzan a comprar y consumir productos reciclados', dice Erwin Mayer, socio fundador de la empresa de pintura reciclada Pinturec, agregando que 'las compras públicas deberían priorizar, a igual condición económica, la adquisición de productos reciclados'. En Green Libros creen que es importante incentivar también a las grandes compañías, al igual que las comunidades escolares y vecinales, pues es necesario que las empresas asuman un compromiso en todos sus niveles de producción y utilización de recursos, para así lograr un cambio profundo y sostenible en
el tiempo.

Seguir leyendo... →

Pinturec es la pintura reciclada en Chile!

startups Pinturec reciclaje ciudadano