Resina y solvente:

La parte líquida de una pintura, está formada por el solvente y la resina y se le conoce por vehículo.
La resina es el aglutinador/pegamento que forma la película y fija la pintura/barniz a la superficie. Transmite sus propiedades químicas y físicas al recubrimiento.
El solvente solubiliza la resina del recubrimiento. Puede ser agua o compuestos derivados de la destilación del petróleo, que modifican la consistencia de la pintura y modifican las condiciones de aplicación.

Pigmento:

Proporciona el color y el poder cubritivo a la pintura. Da propiedades adicionales, tales como la característica anticorrosiva. Los pigmentos tales como los óxidos de hierro, actúan como filtros solares. El Dióxido de Titanio, es el pigmento blanco por excelencia.

Aditivo:

Proporcionan o ayudan en propiedades claves tales como:dispersión, secado, fungicida, bactericida, nivelación, consistencia, etc.

Carga o Extendedor:

Son partículas minerales como talcos, tizas, silicatos de aluminio, etc., que ayudan a aumentar el contenido de sólidos de un recubrimiento sin alterar el color, dando mayor consistencia del producto en su fase líquida.

Seguro te interesa…